Los pacientes necesitan disponer de más información y atención en las distintas fases de la enfermedad, además de acceso a los nuevos tratamientos

Los pacientes necesitan disponer de más información y atención en las distintas fases de la enfermedad, además de acceso a los nuevos tratamientos

“La osteoporosis es una enfermedad silenciosa. No provoca síntomas hasta que no se produce la primera fractura. Para entonces la enfermedad puede estar muy avanzada y tener graves consecuencias” han sido las palabras de Carmen Sánchez (vicetesorera de AECOSAR y paciente de osteoporosis) en un acto con periodistas celebrado hoy y organizado por la compañía biofarmacéutica UCB y la biotecnológica Amgen.

Durante el acto, Carmen ha recordado la importancia del correcto diagnóstico y cumplimiento del tratamiento de un paciente con osteoporosis. Que los médicos informen a los pacientes sobre las opciones de tratamiento que les permitan llevar una vida lo más plena posible, es una forma de evitar el riesgo de sufrir una segunda fractura. Además, conocer los tratamientos existentes, saber cómo actúa un fármaco, sus beneficios y sus riesgos, son clave para conseguir una mejor adherencia y un menor abandono del tratamiento.

“Los pacientes merecen tener acceso a toda la innovación terapéutica de forma rápida y sin trabas, y que ésta se apruebe de la manera más ágil posible, con el fin de que podamos contar con todas las opciones de tratamiento posibles que contribuyan a prevenir fracturas secundarias y, por lo tanto, ayuden a mejorar nuestra calidad de vida, como ocurre en otros países europeos” concluyó Carmen.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *